martorell

El Hospital de Martorell dispondrá de una “casa de partos”

El Hospital de Sant Joan de Déu de Martorell crea las primeras habitaciones para parir como en casa en la sanidad pública.

La casa de partos del hospital de Martorell estará compuesta por un par de habitaciones con luz natural y lejos de la zona de partos del hospital:

  • Una tendrá bañera y silla para el parto, una cama grande donde descansar acompañada si se quiere, espacio amplio para deambular, hacer ejercicios con la pelota o dilatar dentro del agua.
  • La otra habitación es el espacio posparto, donde pasarán madre y bebé las siguientes 6 horas, donde descansar antes de irse a casa sin haber notado que se estaba en el hospital.

Con la madre habrá siempre una comadrona –la madre tendrá siempre a la misma profesional con ella– que controlará el bienestar fetal.

Las mujeres que podrían ser atendidas en una casa de partos son las que llevan un embarazo de bajo riesgo. Estarían excluidas quienes han tenido antes una cesárea, por ejemplo. Pero, además, si se rompe la bolsa o hay cualquier signo de sufrimiento fetal, está establecido cómo pasar a la zona hospitalaria. Los protocolos y los profesionales son los mismos.

Se espera que estén disponibles a finales de 2017.

La iniciativa pionera en Catalunya se prepara en paralelo en el hospital de Sant Pau y el de Igualada, y siguen tres grandes centros del ICS: Vall d’Hebron, Joan XXIII y Can Ruti.

El objetivo es que toda mujer que quiera pueda dar a luz con la mínima intervención clínica, en un espacio amable pero seguro en los próximos años.

banco-de-leche

EL BANCO DE LECHE MATERNA ALERTA DE LA GRAVE ESCASEZ DE DONANTES

Hace casi un año publicaba el post “Donar leche materna” donde explicaba los pasos para ser donante de leche y a quién se ayudaba con esta leche. http://vickydoula.wordpress.com/2013/01/17/donar-leche-materna/

Hoy escribo porque a pesar de que el Banc de Llet Materna de Catalunya (BLMC) funciona desde el 2011 sigue siendo desconocido entre las mujeres que podrían ser donantes y además todavía se prevé recibir en todo el 2013 sólo la mitad de la cantidad que sería óptima.

¿Óptima para qué? Pues para alimentar a los 9000 bebés que nacieron muy prematuramente en Cataluña en el 2012, eso es, antes de la semana 32 y pesando menos de 1,5 kilos.

La leche recogida en el BLMC es tratada como un medicamento y es que a muchos de estos bebés la leche humana les salva la vida. Cuando son tan prematuros sus órganos vitales son muy inmaduros, en especial intestinos y pulmones, y su sistema inmunitario es muy débil.

La leche materna contiene proteínas homólogas a las humanas e inmunoglobulinas de defensa contra infecciones, y nada de esto está en las leches de fórmula que se venden en las farmacias, que siempre proceden de la vaca, indica Francesc Botet, responsable de Neonatología en la Maternitat del Hospital Clínic.

Para poder amamantar a los bebés prematuros, la madre se debe estimular con algún elemento estimulador, muchas obtienen leche sin dificultad, pero no todas. Y es que el no tener a tu bebé contigo, el estrés, y otros factores dificultan la producción de leche materna.

El BLMC atiende la demanda de 12 unidades de neonatología a las que suministra esa producción. Actualmente está recibiendo entre 60 y 100 litros de leche donada al mes, pero necesitaría 200 para evitar momentos de escasez.

Pero lo ideal sería que se pudiera continuar suministrando leche materna más allá de la semana 34 de lo que hubiera sido su gestación intrauterina y que otros bebés que no están enfermos pero que su madre sí, pudieran optar también a recibir este oro blanco que nos ofrece el cuerpo humano.

Por todo ello, os animo a donar lo que podáis, por poco que sea, ¡¡sumar cuenta!!

http://www.bancsang.net/es/donants/passos-ser-donant.html

video-vicky-doula

Vídeo “maternidad acompañada” por Vickydoula

Hoy sale a la luz el vídeo “maternidad acompañada” hecho con mucho cariño por Patricia Burgos para dar a conocer la importancia de estar acompañada durante el primer tiempo de la maternidad.

Aprovecho para dar las gracias a todas las familias que me han tenido como doula por dejarme entrar en un momento tan mágico de sus vidas y especialmente a Sara, Aisha y Sara que se prestaron a sincerarse ante la cámara con todo lo que ello conlleva. ¡Gracias!
A Eli por su inestimable apoyo y fantástico trabajo como comadrona. Os dejo aquí su web para conocer más su trabajo. http://www.comadronaencasa.com

 

Algunas verdades sobre la lactancia materna…

Hola, ha llegado a mis manos esta carta, escrita por una mamá anónima que ha dado el pecho y creo que es espejo de la realidad de muchas de nosotras, por eso, hoy en el blog he decidido publicarla y pretendo agradecerle a esta mujer el que haya escrito tan claramente todas estas verdades.

Espero que os guste tanto como a mí!

Pasa el tiempo, la lactancia entra en esa extraña categoría de prolongada y luego se termina y… empiezo a ver las cosas con una extraña claridad. Y, la verdad, me entra muy mala leche al ver la cantidad de tonterías que han hecho que no disfrute como merece la etapa más bonita de mi vida. Si pudiera volver a empezar… ay, si pudiera volver a empezar…

Dar teta no duele. No, no duele. Me lo repetiría hasta la saciedad (y más allá).
No es cuestión de aguantar. Ni al principio ni durante ni al final. El dolor es un aviso de que algo no va bien, de que algo hay que cambiar… ¡y rápido! Tenía que haber buscado ayuda antes de que me saltaran las lágrimas cuando mi bebé se agarraba al pecho, o mientras succionaba. Antes de notar las tetas tan llenas y duras y tensas que dolían con solo tocarlas. Antes, mucho antes de que mi pezón se llenase de grietas. Antes de que una infección me hiciera gritar del dolor… ¡Antes de sufrir!

Tenía que haberme rodeado de mamás que también daban pecho. Desde que me quedé embarazada…

¡o antes!
Simplemente hablar con alguien que está en la misma situación que tú ya es un remedio contra muchos problemas de la lactancia. Ver, compartir y vivir otras lactancias nutre la tuya. Ahora siempre digo: si no conoces a nadie, busca un grupo de apoyo, alguien a quien consultar cualquier cosa, aunque en ese momento te parezca la tontería más grande del universo.
Alguien tenía que haberme dicho que los profesionales de la salud no suelen tener ni repajolera idea de lactancia materna.

Ahora he comprobado que, por desgracia, títulos como pediatría o enfermería no garantizan ningún conocimiento en lactancia materna. Hoy buscaría profesionales formados, concienciados y motivados, que también los hay (pocos, pocos, pero cada vez más).
Sí, tenía que haber activado la alarma en cuanto pusieron en duda mi capacidad para amamantar y la de mi bebé para alimentarse. ¡Y esos absurdos consejos! Cuánto daño hacen barbaridades como «cada tres horas», «10 minutos de cada pecho», «a los 4 meses empezaremos con otros alimentos», «al principio es normal que duela», «no está comiendo nada», «se queda con hambre», «no coge peso por que no mama suficiente», «habrá que darle una ayudita», «con biberón se crían igual», «con 6 meses ya es suficiente», «si das teta embarazada abortarás»… Uf.

Me gustaría haber sido más paciente al inicio.
En una situación ideal y sin interferencias mi bebé se hubiera cogido al pecho a la primera y yo me hubiera dejado llevar. Pero entre hospital, luz, ruido, espectadores, anestesias, nervios, protocolos médicos… uf, necesitamos calma, saber que todo va a salir bien, aunque vaya a costar un poco más. Hay que probar posiciones, asegurarse de que coge bien el pezón, ofrecerle mucho más a menudo, vaciar el pecho antes de que se hinche demasiado… y con calma, mucha calma, se consigue.

Tenía que haberme negado a que nos separasen.
Ni para que yo descanse, ni para bañarle, ni para hacerle pruebas de rutina ni leches. Si las primeras horas, los primeros días, son tan importantes para la lactancia, no hay ninguna excusa.
Tenía que haber escondido el reloj y la tarjeta de peso.

Si es «a demanda» es porque cada bebé lleva su ritmo y sabe lo que necesita y lo pide y tú se lo das… entonces, ¿por qué me atormentaba si pedía cada 5 minutos o cada 3 horas? Cómo desconfiaba de mí misma cuando estaba 3 días (con sus noches) pidiendo sin parar (ahora sé que solo es una crisis de crecimiento
¡y que es normal!). Y cómo me torturaba con los gramos que engordaba o no cada semana o cada mes.
¿Qué podía hacer para estar mejor? No, no me refiero a adelgazar o a maquillarme (que también, si es lo que me apetece). Era mi estado emocional. Necesitaba estar rodeada de gente que me entendiera y no que me pusiera en duda. Necesitaba un entorno que me ayudara a disfrutar mi crianza, incluso a hacer los cambios vitales que el cuerpo me pedía a gritos… Sí, me escucharía, me escucharía sin dudar.

Hablaría mucho con mi pareja.

Intentaría apoyarme mucho en él, aunque no exigirle imposibles. Intentaría que los dos entendiéramos que criar a un bebé de pecho no es ocuparse cada uno del 50 %, sino que cada uno tiene un 100 % diferente. Que lo más seguro es que el bebé solo quiera estar con mamá y que eso puede durar 2, 3 años… Que a mí me puede agobiar mucho, igual que a él le puede hacer sentirse desplazado. Y que el bebé y yo nos sentimos arropados si él está ahí. Que todos sus cuidados son maravillosos, porque a través de mí está cuidando también al bebé. Y el vínculo que están estableciendo, aunque tarde más en hacerse evidente, también es para siempre. Tendría que aprender a contarle con más claridad mis necesidades… Y a escuchar las suyas.
Y, aunque me fastidie reconocerlo, entendería que sí, que es mejor un biberón con amor que dar el pecho con resentimiento.

Intentaría no llegar a esa situación de agobio tan grande que me cargó de culpas, y de rencores, y que hizo que ya no disfrutara lo más mínimo con la lactancia. Sí, esas cosas pasan a menudo. Problemas emocionales, profesionales, de pareja, de cualquier parte del entorno… Intentaría hacer los cambios necesarios en cuanto la situación empezara a ser incómoda para evitar que todo explote.

Pero si tuviera que llegar, si las dificultades me superaran, no me culparía. Si tuviera que llegar, tendría claro que mi situación no ha sido la adecuada y que, así, me es imposible seguir. Me olvidaría de la lactancia ideal que tenía en la cabeza, porque las situaciones ideales no existen. Las lactancias son reales, únicas, íntimas. Tan respetable es la decisión de dar pecho como de hacerlo el tiempo y en las condiciones que yo, solo yo, decida. Y me sentiría muy orgullosa por lo que sí he conseguido, por haber llegado hasta ahí. Y se lo transmitiría así a mi querido bebé, porque al fin y al cabo es la única persona que merecería una explicación.

Con mucho cariño,
Ninguna mamá en concreto (y muchas en general).

cuadro doula

Qué necesita una madre que acaba de parir?

El otro día leía un post fantástico escrito por una mamá que describía qué quieren la mayoría de las mamás después de parir y reclamaba más comprensión por los modelos de crianza natural. Y me hizo reflexionar.

En mi trabajo, como doula, conozco todo tipo de madres puérperas, y cada una de estas mujeres me enseña a diario que todas tienen la misma esencia EL AMOR QUE SIENTEN POR SUS HIJOS E HIJAS. Y eso, es así, en mayúsculas, independientemente del modelo de crianza que lleven a cabo.

Independientemente de si simplemente han intentado dar el pecho; de si lo han logrado y lo mantienen a demanda o directamente han preferido optar por el biberón,

Independientemente de si practican el colecho (durmiendo con su bebé en la misma cama) o practican el Método Estivill (o similar) poniendo el peque en su cunita en otra habitación,

Independientemente de si les apetece volver a trabajar, o no, o se arriesgan a coger una excedencia o si simplemente se resignan con la situación porque no les queda otra,

Independientemente de si portean a su bebé o lo llevan en cochecito…

Independientemente de si pasan horas con sus hijos y juegan con ellos o no…

Independientemente de todos los modelos de crianza que existen, lo que para mí es realmente importante, es que toda mujer puérpera tiene derecho a:

  1. Poder informarse libremente de las opciones que existen
  2. Tener apoyo emocional y práctico para poder llevar a cabo lo que haya decidido
  3. NO SENTIRSE JUZGADA sino validada en sus decisiones

Y eso es lo maravilloso de ser Doula, el ser NEUTRAL, prácticamente transparente pero ayudando a la mamá con INFORMACIÓN, APOYO y SIN JUICIOS DE VALOR!

Y es que acompañar significa RESPETAR al otro, dejar el Ego en la puerta de cada casa porque una no hace o deja de hacer, siempre es la mamá y el bebé los que hacen, y doy gracias a cada una de las familias a las que he acompañado y acompaño por permitirme encontrarme cada día y recordarme cuál es mi lugar y cuál es la esencia de TODA maternidad: EL AMOR.

bañera mater

Ya tenemos un hospital en Cataluña donde parir en el agua!!

Hoy tenemos una buena noticia!

La Maternitat del Hospital Clínic de Barcelona inauguró el miércoles 17/4/13 la sala de parto acuático, que tanto estábamos esperando, donde las parturientas podrán pasar la dilatación y si lo desean dar a luz en el agua, ya que las comadronas se han especializado para poder asistir este tipo de partos. Aunque no es el primer hospital catalán donde hay una bañera (también la tiene el de Sant Joan de Déu de Esplugues, el Arnau de Vilanova en Lleida, el Taulí de Sabadell o el Piu de Valls), en los otros únicamente se puede pasar la dilatación en el agua y no dar a luz.

La sala con bañera se puede adaptar a lo que la mamá desee mediante un mando a distancia, podiendo regular la temperatura del agua, y otras cosas más sorprendentes como el aroma, los colores de las paredes e incluso las imágenes que se proyecten en el techo!

El parto en el agua está muy expandido en el resto de Europa y es que se propicia partos menos traumáticos. El agua tibia ayuda a dilatar la musculatura y en el momento del nacimiento permite que el pujo final sea más suave e indoloro. Además el monitor para controlar el bienestar del bebé es sumergible, por lo que no supone ningún riesgo añadido.

Realmente la Maternitat está siendo un referente en cuanto a partos respetados, con su programa PART, han logrado evitar la episiotomía en el 30% de los nacimientos y en general permiten que la mujer pueda decidir como quiere parir.

De hecho esta mejora responde a la creciente demanda de este tipo de partos, por ello os animo a seguir pidiendo y proponiendo planes de parto, porque es una prueba más de que las cosas están cambiando a mejor! Esperemos que sea un referente a imitar por el resto de hospitales y clínicas privadas.

cesareas CCAA.jpg

Evolución datos estadísticos en relación al parto

Ayer domingo 24 de marzo 2013 se publicaba en EL PAIS un artículo de sociedad muy interesante en relación a los datos publicados sobre índice de cesáreas en las distintas comunidades autónomas del país.

Os adjunto el final del mismo:

“La teoría dista mucho de la práctica. Las recomendaciones de la OMS (máximo de 15% de cesareas) y del Ministerio de Sanidad siguen sin verse reflejadas en la realidad del día a día de los paritorios españoles. Eso significa que hay miles de mujeres en España pagando con sus cuerpos el intervencionismo excesivo”, asegura Adela Recio, presidenta de la asociación El parto es nuestro. Además de las diferencias por comunidades, menciona la “la fuerte e injustificada variabilidad con la que se dispone de las cesáreas en los diferentes centros hospitalarios. En una misma comunidad autónoma, la valenciana, podemos encontrar un hospital con un 15% de cesáreas y otro con un 70%”. Y apunta a otro problema: “Al tiempo que las cesáreas se han estancado, los partos instrumentales han comenzado a elevarse. Esto es algo que nos preocupa mucho, ya que un parto instrumental no está exento de riesgos y se está abusando cada vez más de ellos”, asegura. “También aumentan las inducciones, otra de nuestras grandes preocupaciones”, añade. En cambio, las episiotomías han bajado a la mitad en 10 años.

Los expertos reiteran que no se trata de atacar esta práctica (cesárea), que salva vidas, sino de reducir el número de cesáreas que se practican sin criterios clínicos, sino más bien organizativos o de otro tipo. Es cuestión de escuchar a la mujer y valorar cada caso. Las cifras han mejorado, pero las desigualdades persisten. Las mujeres, sin embargo, están cada vez más informadas: “Hay mayor concienciación de que el parto natural puede ser un momento sin sufrimiento”, dice Espiga, jefa de servicio del Observatorio de Salud de las Mujeres del Ministerio de Sanidad.”

Los criterios no clínicos que incitan a practicar una cesarea (citados en el artículo) son: plantillas cortas en hospitales/clínicas pequeñas que necesitan programar los partos para organizarse, en la privada, el hecho de que una cesárea se paga mucho más que un parto, miedo a un proceso judicial que lleva al médico a protegerse haciendo una cesárea…

Los criterios médicos se detallan en el siguiente gráfico publicado en el citado artículo de EL PAIS y cuya fuente es el Mº de Sanidad, OMS, Dir. de Ginecología del Hosp. de Cruces y EL PAIS:

indicaciones médicas cesarea ELPAIS 240313

En mi web http://www.mamaternite.net/es/informacion-de-interes-el-parto-en-espana/ están los datos actualizados.

Si queréis leer el artículo completo: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/23/actualidad/1364074110_159621.html

 

 

AMD

Toda doula debería acogerse a un Código ético…

Creo que es importante que cada doula respete un código ético, decálogo, etc. en el que se comprometa a unos principios básicos. En mi caso, me acojo al código ético de la Asociación Mares Doules a la cual pertenezco. Lo detallo a continuación…

  1. Una MARE DOULA es responsable de su propia práctica en cualquier ambiente donde ella decida trabajar. En todas las circunstancias la seguridad y el bienestar de la MADRE y el bebé tienen que ser de primordial importancia.
  2. Una MARE DOULA ofrece escuchar y ayudar, pero no da consejos a la madre y/o padres, explora con ellos las diferentes opciones, les permite tomar sus propias decisiones sobre la línea de conducta apropiada, y a continuación los apoya en las decisiones tomadas. P.e. una MADRE Doula apoya a una madre en el lugar y en la manera que ella decide dar a luz (casa /casa de partos / hospital), y apoya a la madre tanto si da el pecho como biberón.
  3. Una MARE DOULA trabaja para mantener el nivel de cuidado y apoyo más alto posible, siempre esforzándose en ser sensible, en enriquecer, en sentir empatía, en no criticar,basándose en sus conocimientos, siendo flexible, digna de confianza, muy organizada, práctica y protegiendo a las madres y/o ambiente familiar.
  4. Una MARE DOULA NO realiza tareas clínicas o médicas, no hace diagnósticos ni da consejos médicos, aunque se haya formado como profesional de la salud antes de convertirse en doula o mientras ejerce como tal. Así mismo si la doula también está calificada como terapeuta en otro campo y desea aplicar estos conocimientos en su práctica, tiene que quedar claro que son dos papeles separados. La madre tiene que saber quien la acompaña en cada momento.
  5. Una MARE DOULA remitirá los clientes a otros recursos apropiados o profesionales cuando el cliente tenga necesidades que vayan más allá de sus competencias como doula.
  6. Una MARE DOULA informará con precisión sobre su formación y experiencia y no engañará a otras doulas, clientes o profesionales del parto (a través de su página web, folletines, mail, entrevistas, etc.) en cuanto a su nivel de educación o de experiencia como doula.
  7. Una MARE DOULA será siempre honesta, demostrará integridad y respeto verso sus clientes, colegas doulas y profesionales con los que pueda trabajar.
  8. Una MARE DOULA no divulgará la información personal y confidencial que le haya sido comunicada por sus clientes durante su trabajo como doula, sin el permiso de sus clientes.
  9. Una MARE DOULA limitará el número de clientes que tenga para crear un equilibrio entre sus responsabilidades versus su propia familia y las atenciones a las familias que la requieran.
  10. Una MARE DOULA se aconseja que guarde informes de sus actividades p.e. de los partos acompañados y/o trabajos de postparto.
  11. Una MARE DOULA se esforzará en desarrollar y mantener relaciones positivas de trabajo dentro de la comunidad de las doulas y el nacimiento.
  12. Una MARE DOULA se hará responsable de mantener y aumentar sus conocimientos y educación acudiendo a cursos, talleres y conferencias que estén a su alcance.
balanza

OXITOCINA vs ADRENALINA

Hoy quisiera hablar de las hormonas que influyen en el parto, puesto que, como nos indica Michel Odent (famoso obstetra francés), entender cómo funcionan puede permitirnos favorecer y evitar ciertos comportamientos para que el parto fluya con la máxima naturalidad.
El parto fluye controlado por la oxitocina, esta hormona es muy sensible a la adrenalina.
La oxitocina es conocida como la hormona de amor. Es la hormona que liberamos en los actos de amor (cuando recibimos o damos un abrazo, hacemos el amor o nos sentimos solidarios.)
LA OXITOCINA ES LA HORMONA RESPONSABLE DE:
1. Inducir las contracciones durante la labor de parto
2. Iniciar la separación de la placenta
3. Provocar contracciones fuertes en el posparto, para disminuir el tamaño del útero y controlar el sangrado.
4. Efecto eyección leche materna
Viendo su importante función en el parto, debemos favorecer la producción natural de OXITOCINA. Cómo podemos hacerlo?
Pues es sencillo, simplemente deberíamos pensar en lo que necesitamos para hacer el amor: intimidad (luz ténue, silencio, poca gente) y reducir la actividad mental (principalmente el lenguaje). A modo de ejemplo, imaginaros qué nos ocurriríae si en pleno acto sexual, cuando estamos a punto de llegar al orgasmo nuestra pareja nos pregunta qué queremos para cenar mañana.
Como decía antes, la oxitocina cae en proporción directa cuando sube la adrenalina (y viceversa). Y cuál es la función de la ADRENALINA?
Como mamíferas que somos, el cuerpo está preparado para que en caso de detectar un peligro se inhiba el trabajo de parto y suministre la energía muscular necesaria para huir hacia un lugar seguro o luchar. Todas las hembras mamíferas, necesitan sentir seguridad y privacidad en el trabajo de parto.
Por todo ello lo más importante en el parto es estar donde y acompañada por quien nos haga sentir más segura.