Skin to Skin Contact and Bonding After Birth

Contacto piel con piel después del nacimiento

Cuando una mamá mira a los ojos de su bebé inmediatamente después del nacimiento, y el bebé se coloca en el abdomen de la mamá en contacto directo con la piel, suceden una gran cantidad de cosas sorprendentes para ambos. La primera hora después del nacimiento se conoce como la “Hora Dorada” por una razón.

Lo que le sucede fisiológicamente a mamá y bebé durante este tiempo es fascinante. La curación de las heridas de la mamá se acelera, la unión se produce, la lactancia materna tiene una mejor tasa de éxito y los probióticos se intercambian en un ambiente acogedor.Estos beneficios han hecho que la práctica del “piel con piel”sea recomendada internacionalmente en los hospitales donde se da a luz.

Mayor tasa de éxito para la lactancia materna

Cuando un bebé está piel con piel con la mamá en la primera hora de vida, el bebé y la madre tienen instintos primarios para amamantar. La primera leche producida, llamada calostro, es lo segundo que más les atrae después del líquido amniótico. El bebé es capaz de trepar hasta el pecho, motivado por el sentido del olfato. ¡Sus pequeñas piernas empujan el vientre de mamá para alcanzar ese pezón! Esto también ayuda a masajear el útero, minimizando el sangrado posparto para la mamá. El calostro es la primera comida perfecta para el bebé. Es rico en nutrientes, alto en proteínas y lleno de anticuerpos para ayudar a proteger al bebé de las infecciones. Es más bajo en azúcar y grasa que la leche materna, por lo que es fácil de digerir. Unos pocos mililitros ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre del bebé durante las primeras 24 horas. El calostro también ayuda a establecer la flora intestinal.

Regulación ritmo cardíaco, respiratorio y temperatura.

La madre y el bebé comparten los mismos anticuerpos únicos, por lo que la piel de una madre ya es un lugar familiar para el bebé. El abdomen de mamá es el espacio más beneficioso para un bebé en la primera hora. A través de la sincronía térmica, el cuerpo de la madre adapta su temperatura a las necesidades del bebé. Puede llegar a regular la temperatura del bebé con mayor efectividad que una incubadora. Además el latido del corazón es el sonido más familiar para el recién nacido. Se ha comprobado que los bebés que hacen piel con piel tienen el ritmo cardíaco y respiratorio más estable. Por último hay que destacar que lloran menos (en intensidad como duración), mostrando unas tasas de cortisol mucho más bajas. Y es que los bebés separados tenían cortisol (hormona del estrés) en saliva incluso 3h después.

Winberg J, Mother and Newborn Baby: Mutual Regulation of Physiology and Behavior. A Selective Review.: Dept of pediatrics, Q208, Karolinska Hospital, 171 76 Stockholm, Sweden Dev Psicobiol 2005; 47: 217-229

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>