vicky-standard-img

Testimonio de Laura y Fran, padres de Gerard

Por dónde empezar… Bueno un buen comienzo seria (sin que quede muy vanagloriado), agradeciendo la magnífica decisión de contratar a una doula para que nos acompañase en esta loca aventura que es ser padres. Fue toda una suerte, el que Fran encontrase a Vicky, (que fue la primera y única Doula que vimos, aunque teníamos más entrevistas); este primer contacto fue muy tranquilizador para mí. Yo necesitaba normalizar la situación, y poder focalizar las cosas desde ya, que por motivos principalmente profesionales, no había habido manera de poder hacerlo con perspectiva. Veía que se me echaba el tiempo encima y aún estaba como un pollo sin cabeza, aunque no andaba desinformada, y habíamos hablado un sinfín de cosas Fran y yo, tenía la sensación de que estaba todo por atar (y lo que me queda, no?… jejeje). Vicky, en su primera visita, lo normalizo, pero lo que más me gusto es que no me sentí incomprendida, ni juzgada ni vulnerable ante mis inquietudes a la hora de gestionar el impacto de la maternidad en todos sus ámbitos. Y me dije: ¡¿Lo que me ha aportado esta mujer en tan solo una visita?!… Esto promete!!. Y así fue.

Vicky, nos inyectaste luz, seguridad, armonía, paz, sabiduría, respeto, compresión, profesionalidad, amistad, familiaridad, positividad… Ha sido toda bendición tu compañía.

Y para acabar, porque si no esto sería interminable, tres cositas: No te olvidaremos, no te libraras de nosotros tan fácilmente (Gerard ha de conocerte), y si viniese un segundo, repetiremos contigo sin dudarlo. Gracias.

Fran, Gerard y Laura.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>