Amamantar más de un año

Amamantar más de un año: ¿Incomprensión social o desconocimiento?

Un reciente estudio llevado a cabo por las investigadoras Amy Brown y Sally Dowling afirma que el mayor problema de la lactancia materna a partir del año es el rechazo social y profesional. Algo que ciertamente es incomprensible, dado que a mayor tiempo de lactancia, mayores son los beneficios que le reporta al bebé.

A partir de los 12 meses el bebé ya puede llevar una dieta independiente sin leche materna. La Asociación Española de Pediatría (AEP) en su reciente informe sobre lactancia prolongada afirma que la leche es un alimento muy completo y nutritivo para un bebé mayor y que es de más calidad que la leche de fórmula o la de vaca.

De hecho, este aporte de leche pasados los 12 meses de edad proporciona mayor protección a nivel inmunológico, teniendo un índice de infecciones menor y una menor incidencia en algunos tipos de cáncer (cómo la leucemia infantil) o enfermedades metabólicas y autoinmunes (como la diabetes tipo 1).

Además de estos, existen otros beneficios significativos para el bebé como:

  • Mejor desarrollo emocional y psicosocial
  • Mejor relación con los padres en la adolescencia
  • Mejor salud mental en la vida adulta
  • Mejor desarrollo cognitivo
  • Beneficios a nivel emocional

Seguro que alguna vez os habrán dicho: “Si le das el pecho tan mayor, después tendrá problemas para dormir y se despertará todo el rato”. Un estudio publicado por la revista Journal of Sleep Research afirma que los  bebés que toman el pecho más allá de los cuatro meses concilian mejor el sueño y no hay diferencia significativa en el número de despertares nocturnos respecto a los amamantados. Hecho que se suma a la larga lista de beneficios que la lactancia prolongada puede aportar al bebé.

La lactancia materna es el factor nutricional que más influye en la salud a largo plazo del bebé y así ha sido demostrado en diferentes estudios. Como he comentado anteriormente, la incomprensión social junto a la necesidad de incorporación laboral inmediata y la desinformación acerca de sus beneficios son los principales factores que hacen que la gran mayoría de mamás amamanten a sus bebés de manera exclusiva únicamente hasta los seis meses.

En este sentido, la sociedad y la cultura actuales ofrecen una visión limitada acerca de las prácticas de lactancia aceptadas y por tanto, este tipo de prácticas siguen siendo mal vistas o criticadas. La decisión final sobre cuánto tiempo amamantar a tu bebé es una decisión exclusivamente tuya y de tu pareja. Por eso, te recomiendo siempre informarte sobre cuáles son los beneficios reales de cada práctica y ver cómo puede afectar a tu bebé. Recuerda, que la leche materna será siempre la mejor nutrición posible que tu bebé puede recibir.

No Comments

Post A Comment