La lactancia materna: los beneficios

La lactancia materna: los beneficios

Cuando se trata de elegir la mejor forma de alimentación para el bebé, la lactancia materna se presenta como la más óptima para los profesionales de la salud. Sin embargo, las madres jóvenes o primerizas se enfrentan a una gran decisión que no debe tomarse a la ligera. En este artículo, descubrirás algunas de las razones por las que la lactancia materna es la opción más saludable.

Durante las últimas décadas, las madres se han enfrentado a un gran dilema: leche de fórmula o lactancia materna. La buena noticia es que, gracias a los numerosos estudios e investigaciones científicas, cada vez hay más evidencias que arrojan luz sobre los múltiples beneficios de la lactancia materna.

¿Por qué elegir la lactancia materna?

Nunca es muy tarde para comenzar a valorar las opciones de alimentación para tu futuro bebé. Por esta razón, a continuación se presenta una breve relación con los principales beneficios de la lactancia materna, que no debes pasar por alto.

Beneficios de la lactancia materna para los bebés

Es importante recordar que al nacer, los recién nacidos se enfrentan a un mundo desconocido, fuera de la seguridad y protección que le brindó el útero materno. Por ello, es fundamental que los padres garanticen una alimentación nutritiva y saludable, como la leche materna.

  • Reduce el riesgo de contraer infecciones.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Disminuye la cantidad de enfermedades respiratorias.
  • Mejora el aparato digestivo, que se traduce en menos reflujo gástrico, diarrea, gastroenteritis, entre otros.
  • Reduce el riesgo de mortalidad infantil y síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Contribuye al desarrollo óptimo del cerebro.
  • El bebé será menos propenso a sufrir de obesidad infantil, diabetes, alergias y diferentes tipos de cáncer.

Beneficios de la lactancia materna para la mamá

Aunque es mucho lo que se ha habla sobre los beneficios de la leche materna en los recién nacidos, la verdad es que también las madres encuentran importantes motivos, físicos y emocionales para amamantar sus hijos:

  • Reduce las probabilidades de sufrir depresión posparto.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Ayuda a quemar calorías y perder peso tras el embarazo.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario, diabetes u osteoporosis, entre otros.
  • Y, por supuesto, mejora la comunicación, así como el vínculo físico y afectivo, entre el recién nacido y la madre.

La lactancia materna es el mejor alimento que la naturaleza puede ofrecer a tu bebé. La leche que produce el cuerpo de la madre contiene los anticuerpos necesarios para fortalecer el sistema inmunitario del recién nacido.

No Comments

Post A Comment